Soy el oso Ale

Desde hace unos días el oso Ale se siente triste y desganado y no sabe por que. Pero un inesperado consejo hará que vuelva a sonreír. Como nos pasa a cualquiera de nosotros, los niños a veces topan con algunos problemas o situaciones a las que no saben cómo enfrentarse ni mucho menos cómo resolver. Es entonces cuando hay que pedir ayuda como hace el oso Ale.

Autor: Ilaria Bresciani

Precio: $39,000